La psiquiatría defiende sus antipsicóticos: Un caso práctico de corrupción institucional // Robert Whitaker

La psiquiatría ortodoxa no presenta nuevas posibilidades de recuperación para las personas que atienden. Ocultan la información de esa índole perjudicando a millones de pacientes y a sus familias y, por lo tanto, a toda la sociedad. Seguimos viviendo en una sociedad que organiza su tratamiento –y sus leyes respecto a los pacientes psiquiátricos- basándose en un relato falso que sirve más a intereses gremiales que al interés de los pacientes.

La corrupción institucional de la psiquiatría y el daño a niños y adolescentes: el caso del TDAH // Abel Novoa

La “broma pesada” que suponen sus criterios diagnósticos se ponía en evidencia en un artículo que encontraba mayor prevalencia de la enfermedad entre los niños nacidos en diciembre que entre los niños, del mismo curso escolar, nacidos en enero (es bien conocida las diferencias que a esas edades implican unos meses de madurez en relación con el comportamiento y el grado de atención).