• Carta abierta a las “asociaciones de familiares de enfermos mentales” // Anónimo

    Estimadas, pocas, excompañeras de la Asociación de Familiares, El carácter abierto de esta misiva no busca sino rescatar la vergüenza desahuciada del tablero y devolverla a los rostros que, frente a ella, se pongan de perfil. Pero, buscando un golpe de efecto, me gustaría acotar las destinatarias de la misma a aquellas que enfrentáis desnudas…
  • Desde el otro lado // Anónimo

    No escribo desde el lado de la locura, ni desde el de la profesional. Escribo desde el otro lado: el de la hija, la pareja, la amiga de una persona loca, o que ha enloquecido alguna vez. Intento no escribir para desresponsabilizarme, victimizarme, o recrearme en la locura ajena, peligros éstos al acecho en cada…
  • Necesidades de un colectivo muy vulnerable // Rodolfo García Chaparro

    Pintura plasmando las palmas de las manos juntas en color sobre un lienzo
    Voy intentar aportar algunos aspectos cualitativos que me resultan interesantes de una parte de nuestra población; aquella que vive en hogares tutelados por presentar problemas de salud mental y por carecer de un hogar propio o familiar. Me basaré en mi recuperación como persona que ha tenido sufrimiento psíquico y en mi experiencia como inquilino en piso tutelado.
  • Componiendo desde la psicosis: “Let me cross that ocean” // Haydee Arizala

    No me senté al piano a componer una tarde tranquilamente, ni compuse desde un sentimiento meramente sincero, compuse desde una esencia y desde un sentimiento que difícilmente comparto en mi vida diaria, y que de pronto encontró en la música su hogar: compuse desde la psicosis.
  • El hermano alegre // Lucía

      De chica me costó comprender el mundo de los grandes, era más lo que me impresionaban, en casi todo orden, que lo que me hacían sentir protegida y acompañada. Dicen que a los niños les hace falta ese marco de contención que los adultos procuran, no sé si es verdad o mentira, a veces…
  • Homo DSM. Contra la responsabilidad sobre nuestra propia vida // Sara-Esther Calvo Pérez

      Siento una tristeza que no puedo llorar, porque no es mía, pero tampoco puedo no sentirla, NO QUIERO no sentirla porque entonces mi corazón se convertiría en un témpano de hielo, tan duro como quebradizo; es la tristeza de la persona que más quiero, pero no se la puedo quitar. Cuando empiezo a notar…