Cuando estás suicida, permanecer vivo es un acto de generosidad // Anne Thériault

Estás aquí: