#0contenciones: Darte cuenta // Daniel Cuesta

Me arrepiento de todas y cada una de las contenciones mecánicas que yo hice a las personas que debía cuidar. Me arrepiento de no haber buscado otra alternativa más o haber intentado más evitar usar las correas. Me arrepiento de buscar excusas para justificar que no pude hacerlo de otra forma. Estamos demasiado acostumbrados a la contención mecánica, debemos erradicarla ya, y los que trabajamos en esto sabemos que va a ser difícil, pero tenemos que hacerlo ya.

El miedo de un sobreviviente // Alan Robinson

Ayer me llegaron estos dos breves videos de un «sobreviviente de los manicomios argentinos». Así es como esta persona se presenta. En ambos, esta persona ocultó su rostro detrás de una gorra, una bufanda y anteojos. Se disculpa de hacerlo y explica que debe ocultar su identidad porque tiene miedo de volver a ser encerrado en un manicomio. Los dos videos hablan por si solos, por lo cual te invito a que los veas.

Érase una vez la misoginia

Que los cuentos infantiles tradicionales están plagados de misoginia y roles de género no es ninguna novedad. No sorprende a nadie. Lo sabemos; sabemos lo que estamos contando y a quiénes se lo estamos contando, y por si se nos olvida, psicólogos y sociólogos trabajan para recordarnos la marcada influencia de las fábulas infantiles en nuestra infancia.

Mujeres, comida y revolución

La anorexia, la bulimia, los trastornos alimenticios no son casos aislados. No son tragedias de una sola paciente, ni de unas pocas tampoco. No son enfermedades mentales; porque son mucho más: son enfermedades sociales. Y afirmo esto sin dudar ni un segundo. Porque ahondando en la web descubro que el 65% de las mujeres estadounidenses…