Trauma cultural y narrativas del sufrimiento social // Estefanía Rodero

Hace unas semanas me sorprendió gratamente recibir en una newsletter sobre derechos culturales a nivel internacional el debate abierto por la periodista experta en salud mental y población nativa americana, Mary Annette Pember a través de su artículo “Intergenerational Trauma: understanding natives´inherited pain” en el que analiza el peso del trauma histórico como factor de enfermedad y del que…

#0contenciones: Darte cuenta // Daniel Cuesta

Me arrepiento de todas y cada una de las contenciones mecánicas que yo hice a las personas que debía cuidar. Me arrepiento de no haber buscado otra alternativa más o haber intentado más evitar usar las correas. Me arrepiento de buscar excusas para justificar que no pude hacerlo de otra forma. Estamos demasiado acostumbrados a la contención mecánica, debemos erradicarla ya, y los que trabajamos en esto sabemos que va a ser difícil, pero tenemos que hacerlo ya.

La corrupción institucional de la psiquiatría y el daño a niños y adolescentes: el caso del TDAH // Abel Novoa

La “broma pesada” que suponen sus criterios diagnósticos se ponía en evidencia en un artículo que encontraba mayor prevalencia de la enfermedad entre los niños nacidos en diciembre que entre los niños, del mismo curso escolar, nacidos en enero (es bien conocida las diferencias que a esas edades implican unos meses de madurez en relación con el comportamiento y el grado de atención).

El poder causa daño cerebral // Redacción Mad in América Hispanohablante

Considerar que, como seres humanos, todos somos vulnerables, y que no existen dos grupos diferentes de personas, las sanas y las enfermas, las capaces y las discapacitadas, sino que todos experimentaremos a lo largo de nuestra vida determinados grados de discapacidad y dependencia, permite devolver al cuidado mutuo el lugar que las lógicas de la rentabilidad y el beneficio le arrebataron, y posibilita que vidas potencialmente buenas y creativas no se arruinen bajo el peso de una etiqueta diagnóstica.

Suicidio, psicosis y antipsicóticos// Emilio Pol Yanguas

A la luz de los resultados, puede decirse que aunque los antipsicóticos se emplean frecuentemente para reducir la suicidabilidad entre pacientes psicóticos, no parecen más eficaces en este cometido que el placebo. En el caso de clozapina que es el único fármaco autorizado con la indicación de reducción de suicibilidad, puede que reduzca la ideación suicida e incluso los intentos suicidas de forma más eficaz que otros antipsicóticos (pero no necesariamente de forma más eficaz que el placebo), pero dada su mayor toxicidad o por cualquier otra razón desconocida, no reduce la frecuencia de suicidios consumados, ni de muertes por otras causas.