Foto de la preparación de la pancarta "La Locura No se Cura con Tortura"

#0Contenciones: Un año sin respuestas // Redacción Mad in America Hispanohablante

El martes de esta misma semana, 24 de abril, se cumplía un año de la muerte de Andreas mientras estaba atada con correas a una cama de un hospital de Oviedo (aunque el nombre habitual que se utilice para esta práctica que tanto la ONU como la OMS han tachado de tortura sea «contención mecánica», una vez dejado atrás el eufemismo anterior de «inmovilización terapéutica», aún más sangrante). Cambiamos de eufemismos pero la gente sigue y seguimos siendo atadas en cada unidad psiquiátrica. Y algunas como Andreas, mueren ahí, solas y aprisionadas con correas.

La guerra interminable. Sociedad y sufrimiento psíquico // Fernando Kovacs

No es fácil escribir sobre la locura. Al menos no lo es cuando escribes desde la tuya propia. Son varias las decisiones que hay que tomar al ritmo que se teclea; son muchos los obstáculos que hay que anticipar o, llegado el caso, esquivar. La percepción social que existe acerca del sufrir psíquicamente está eternamente salpicada de mierda. Desde las instituciones (todas ellas: legales, asistenciales, familiares, etc.) a los productos culturales; desde las posiciones más hegemónicas a buena parte de las periferias.