Terapeutas egocéntricos, pacientes ausentes. Apuntes sobre relaciones terapéuticas // Javier Erro

La ausencia es, en sí misma, esta desigualdad, esa falta de horizontalidad. La ausencia es ese poder del que nos cuesta desprendernos, lo que sostiene nuestros privilegios terapéuticos. No es necesaria, ni útil para el cuidado de la Salud Mental, no se puede proponer ningún argumento que la justifique, y por ello vamos a analizar en qué puntos se manifiesta para poder plantear el modo de devolver la presencia a la persona.